Embárcate en una Aventura en la Selva Lacandona: Tesoro Natural de Chiapas

La selva Lacandona, un destino turístico imprescindible, es una joya natural y cultural en el corazón del estado mexicano de Chiapas . Esta aventura te llevará a través de su rica historia, biodiversidad y las experiencias únicas que ofrece.

Embárcate en una Aventura en la Selva Lacandona: Tesoro Natural de Chiapas .

historia

La selva Lacandona lleva el nombre de la comunidad maya Lacandón, que se desarrolló en la región hace más de un siglo. La comunidad Lacandón es descendiente de los mayas que vivían a orillas del lago Miramar, donde desarrolló su centro ceremonial llamado Lacan-Tun, que significa "peñón" en lengua maya. Esta comunidad sigue siendo parte integral de la selva y su preservación.



Ubicación y Extensión

La selva Lacandona se extiende sobre un territorio de aproximadamente 1,8 millones de hectáreas. Se encuentra principalmente en las Montañas del Oriente de Chiapas , entre los municipios de Las Margaritas, Altamirano, Ocosingo, Palenque y los recién formados Maravillas Tenejapa, Marqués de Comillas-Zamora Pico de Oro y Benito Juárez.



Flora y Fauna

La selva Lacandona es uno de los lugares con mayor biodiversidad de México y del trópico húmedo de América. Alberga con más de 70 especies de mamíferos, 300 de aves, 84 de reptiles y 625 de mariposas. De las 3.400 especies de plantas presentes en la selva, 160 se pueden encontrar en una sola hectárea. Entre las especies endémicas de Chiapas que habitan la selva se encuentran el jaguar, la guacamaya roja y una gran cantidad de reptiles y anfibios.


Zonas Arqueológicas

La selva Lacandona alberga varias zonas arqueológicas que revelan parte de la historia prehispánica de la región. Entre las más destacadas se encuentran Palenque, Toniná, Bonampak y Yaxchilán. Estas antiguas ciudades mayas ofrecen una visión fascinante del pasado de la región.



Actividades Turísticas

La selva Lacandona ofrece una amplia variedad de actividades para los visitantes. Puedes embarcarte en una emocionante ruta de senderismo a través de la selva, explorar las orillas de un río en plena selva, o simplemente disfrutar de la belleza natural de Chiapas. Cada experiencia en la selva Lacandona es única y te dejará con recuerdos inolvidables.



conservación

La selva Lacandona está clasificada entre las 25 zonas biológicas críticas del planeta. A pesar de su valioso papel como sumidero de carbono y su importancia para la conservación de la biodiversidad, la selva enfrenta amenazas significativas. La deforestación, los asentamientos humanos ilegales y la caza furtiva son algunas de las amenazas a las que se enfrenta esta selva.



Comunidad Lacandona

La comunidad Lacandona, compuesta principalmente por los indígenas mayas lacandones, ha jugado un papel crucial en la preservación de la selva. A pesar de los desafíos, la comunidad continúa esforzándose por proteger y preservar su hogar y su patrimonio cultural.



Cuenca del Usumacinta

La cuenca del Usumacinta, una impresionante red hidrológica, se encuentra en la región de la selva Lacandona. Este río, el más caudaloso de México, es vital para la biodiversidad y la salud del ecosistema de la selva.



Clima

El clima de la selva Lacandona es cálido y húmedo, con temperaturas promedio superiores a los 22 °C. Las lluvias son abundantes, con precipitaciones anuales que pueden llegar hasta los 3000 mm en la zona norte.

¿Cómo llegar?

La selva Lacandona se encuentra en la parte oriental del estado de Chiapas, a unos 300 km de Tuxtla Gutiérrez, en el sureste mexicano.

La selva Lacandona es un tesoro natural y cultural invaluable. Su rica biodiversidad, su historia fascinante y las experiencias únicas que ofrece la hacen un destino turístico imprescindible en cualquier recorrido por México. Sin embargo, es crucial que se tomen medidas para proteger y preservar esta alegría de la naturaleza para las futuras generaciones.






Imprimir   Correo electrónico