Santuario de Ballenas de El Vizcaíno, Baja California Sur

Nuestro país, cuenta con diversos lugares que protegen la fauna de nuestros valiosos ecosistemas. Hoy te queremos hablar de uno de los más importantes.

Santuario de Ballenas de El Vizcaíno, Baja California Sur

El santuario de ballenas de El Vizcaíno, en Baja California Sur está inscrito como un bien natural Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1993 y tiene una extensión de 25,000 kilómetros cuadrados por lo que es el área natural protegida más grande del país. Cuenta también con más de 450 kilómetros de litorales por lo que el ecosistema marino y lacustre es muy rico.

Este es el santuario de ballena gris más importante de todo el mundo, sin embargo pueden encontrarse también becerros marinos, leones marinos, elefantes marinos, ballenas azules y cuatro especies de tortugas marinas en peligro de extinción.

Las principales lagunas que conforman el santuario están situadas en el lado oeste de la península, son la Laguna Ojo de Liebre, que se conecta a la Bahía Vizcaíno Sebastián y la Laguna San Ignacio que se encuentra al este de la ciudad de Punta Abrejos.

Laguna Ojo de Liebre y Laguna San Ignacio

La laguna Ojo de Liebre tiene una extensión de 227, 994 hectáreas y la laguna de San Ignacio se extiende por más de 142,956 hectáreas. Ambas son lagunas de reproducción excepcionales y sitios de invernación de la población de ballena gris, ya que reúnen un conjunto único de características físicas y químicas, como la profundidad, temperatura, nutrientes, salinidad, etc., que las convierte en sitios ideales para el apareamiento y reproducción.

Los humedales que se forman en las inmediaciones de la reserva están considerados como de los más importantes de América del Norte, ya que conforman un rico hábitat para aves residentes y migratorias como gansos de collar, pelícano gris y blanco, garza azul y águila pescadora.

Pinturas rupestres

Además de los atractivos anteriores, en el área del Santuario hay una serie de sitios prehistóricos de importancia en la península, en los cuales pueden verse petroglifos, pinturas murales y antiguas estructuras en ruinas, junto con la evidencia de la primera colonización española. De igual forma pueden encontrarse más de 200 cuevas que exhiben en su interior pinturas rupestres.

Información sobre el sitio

Las poblaciones más cercanas a la reserva son San Ignacio y Guerrero Negro, ahí pueden encontrarse modestos lugares donde hospedarse, así como empresas dedicadas a ofrecer tours a las lagunas para avistamiento de ballenas grises. Los tours por lo general son de costos accesibles y se recomienda tomarlos desde los primeros días de diciembre hasta mediados de mayo, ya que es el periodo de reproducción de las ballenas.

¿Cómo llegar?

Se encuentra aproximadamente a 9 horas de camino de La Paz y a siete de Ensenada por lo que se recomienda llegar primero a Guerrero Negro o San Ignacio y hacer una pequeña escala ahí o incluso pasar la noche. Hay opciones baratas y bien equipadas para descansar por una noche.


Imprimir