Historia y Evolución del Molcajete

Nuestro México , tiene millas de tradiciones culinarias; se habla del legado del taco, donde la historia del maíz es increíblemente peculiar por su forma de haber sido adaptada a la cultura; también existen condiciones geográficas que hicieron que el chile se volviese parte de la gastronomía prehispánica, y posteriormente de México; sin embargo, ¿cómo se lograba cuentos salsas?

El Molcajete

La historia de nuestro país es constantemente complicada por nuestro pasado prehispánico , en donde las variaciones de utensilios han sido comunes para la preparación de los guisos y platillos.

El molcajete , es un mortero prehispánico de piedra, que acompaña a su compañero el metate, permite moler los ingredientes para la salsa. Sin embargo, es curioso saber que, aún con el invento de las licuadoras y otros morteros más eficientes, el molcajete sigue estando en el uso común de la gastronomía mexicana . En algunos casos, un lujo que habla de la calidad de un platillo, al ser preparado con molcajete .

Aquí, abordamos la historia y evolución del molcajete ; aprendiendo cómo nació, y el porqué de su uso particular en México hasta nuestros días.

El metate y el molcajete, son instrumentos de piedra que tienen formas peculiares. En el caso del molcajete, es una pequeña base de piedra con un centro cóncavo, que se utiliza como medio para colocar los ingredientes. Con ayuda del metate, una piedra ovalada que oprime los ingredientes contra la piedra, se puede moler los mismos.

La palabra molcajete, recibió del náhuatl Mollocaxtli, que significa piedra cóncava para salsa. Estos instrumentos, nacen en Mesoamérica hace aproximadamente 8000 años, y hay quien considera su invento como la razón de que el consumo de semillas aumentara, y por lo tanto, la domesticación del maíz.

El molcajete, debido a su condición manual para moler la salsa o los ingredientes, permite que exista una cualidad de la cual carecen de otros morteros, y es que, puede le puede dar consistencias diferentes a los mismos ingredientes debido a cada persona lo muele a su gusto Cosa que permite encontrar un sazón especial y personal a cada hombre o mujer que ocupe el molcajete.

Para el año de 1980 comenzó a diferenciar el molcajete y la licuadora, dentro de las clases sociales mexicanas. Es decir, las clases altas permiten el uso de electrodomésticos, y pueden adquirir la licuadora, que era un dispositivo que se agilizaba en gran medida el acto de preparar una salsa; mientras que en las clases bajas comienza un popularizar el uso del molcajete.

Es por estas fechas que diversas empresas manufactureras, suelen desarrollar el molcajete de plástico; que más bien, funciona a manera de recipiente que con su origen natural. De esta manera, se va acercando el molcajete a cualquier tipo de consumo; ya sean las clases privilegiadas, o la clase trabajadora.

Para la entrada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, las importaciones de China hicieron que el molcajete de plástico obtuviera más producción y uso en el país. De tal manera que podemos encontrarlos en todos los colores posibles, en tamaños variados y en variaciones específicas para ingredientes específicos.

En la actualidad, diversos restaurantes han tratado de regresar la comida tradicional mexicana, utilizando en la preparación de sus salsas un molcajete de piedra. De esta manera, pretende que la gastronomía mexicana vuelva a sus raíces precoloniales, o al menos, exista a la par de la gastronomía aprendida por la conquista.

De esta manera, la historia del molcajete y su evolución, es interesante pues nace de una tradición prehispánica; y pese a los intentos de la globalización por cambiar al molcajete por la licuadora, el molcajete se ha sabido mantener como un importante utensilio de uso mexicano.


Imprimir